lunes, 25 de noviembre de 2013

SE INTENTÓ- Iª-Maraton Ciudad de Murcia 2013




Tal vez fueron un conjunto de motivaciones las que me llevaron el pasado día3 de Noviembre a participar en la distancia más emblemática del atletismo mundial, aun siendo consciente de que no era el momento más idóneo para  embarcarme en un reto tan exigente como este.
La ilusión, las ganas y la circunstancia que se celebrara por primera vez en mi ciudad, me hicieron olvidar por un momento la realidad de mi estado actual de forma.
Recién salido de una lesión que me había dejado inactivo para correr durante cinco meses y con unas pequeñas secuelas en el tendón de Aquiles, a pocas semanas del inicio de la prueba, inicié un plan de entrenamiento con vistas a terminar felizmente los 42,195m.
La semana anterior al Maratón la organización se esmeraba en terminar de acondicionar los diferentes eventos que paralelamente se van a realizar para amenizar a los participantes de la carrera. Grupos musicales, cena de la pasta y diferentes juegos para los niños asistentes, son algunos de ellos, sin olvidar la gran cantidad de medios entre personal médico, voluntarios que sin todos ellos difícilmente se podría realizar este evento deportivo.
¡Y por fin llego el día!!
Envuelto en sensaciones  a veces solo entendibles por personas que practicamos este deporte, me dirijo con las primeras luces de la mañana en dirección a la Av. Juan Carlos Iº, desde donde está enclavada la salida y llegada de la prueba. Por el camino  empiezo a ver como los voluntarios y voluntarias de la prueba van colocando por las calles y avenidas por donde transcurrirá la gran marea de corredores el mobiliario deportivo necesario para este gran acontecimiento.
Como en otras tantas ocasiones, vuelvo a encontrarme con los mismos compañeros y amigos de siempre habituales de las carreras, amenizando con sus risas y comentarios el tiempo que falta para el comienzo de esta primera Maratón de la Ciudad de Murcia, que tendrá su salida a las 8h30´, a espalda del  pabellón Príncipe de Asturias, en la Av. De los Pinos.
Se acerca el momento tan deseado y nos vamos aproximando a esta amplia avenida donde ya se encuentra algunos atletas realizando ejercicios de calentamiento previos a la carrera, comentando algunos, las sensaciones que tienen en ese momento y otro aguantando los nervios por ser su primera maratón.
Suena el disparo y esta gran alfombra multicolor de entusiastas del deporte inicia su andadura en dirección a culminar con éxito el gran reto de los 42,195m. Junto con todos ellos comienzo el camino tan deseado durante todos estos meses, conseguir terminar con buenas sensaciones esta Maratón. Para ello tal como está planificado la primera parte la realizaré a un ritmo sosegado con el fin de evitar lo máximo posible cargar la zona del tendón de Aquiles y así afrontar la segunda con garantías de éxito.
Los primeros diez kilómetros se me hacen muy amenos disfrutando del gran habiente que existe entre los mismos participantes y la gran cantidad de público asistente, animando con sus vítores y aplausos a la gran serpiente multicolor de corredores que recorre las calles, plazas, y avenidas de esta bonita ciudad huertana por excelencia.
Con un ritmo constante y animado por las buenas sensaciones que tengo paso la barrera del kilómetro quince con un ritmo más vivo que el inicial y sin atisbos de molestia alguna, lo cual me anima a proseguir con más entusiasmo el resto de la carrera llegando hasta el kilómetro veinte donde comienzo a notarme unos pinchazos en la zona del tendón de Aquiles. Un escalofrío recorre todo mi cuerpo en apenas unos segundos, sintiendo en ese momento una sensación  de impotencia y frustración.
Desde ese instante las sensaciones iban de mal a peor, a  duras penas avanzaba intentando aguantar el fuerte dolor que  recorría como una serpiente la parte interior de mi pantorrilla, parándome de vez en cuando con el fin de aliviar un poco tan desagradables molestias.
Por fin avisto la zona de la meta donde prácticamente cojeando consigo llegar a duras penas, frustrándose con esto el deseo de acabar la carrera.
Por lo menos se intentó.


Por: A. Martínez “nes”




                                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada